www.ana-briongos.net

| Ir a la página principal | Ir a mi blog: pasionviajera |

Irán sistema político, electoral y económico

Sistema económico iraní

Distribución del PIB

  • agricultura: 10.7%

  • industria: 42.9%

  • servicios: 46.5% (2007 est.)

Dependencia del petróleo: -15% del PIB

  • 50% de los ingresos públicos

  • 80% de la exportación

Predominio del Sector Público:

  • 70% del PIB industrial pertenece a Empresas Públicas

  • El sector Público es el principal cliente para las empresas públicas y privadas

Mercado doméstico de 70 millones de personas

  • Sistema tradicional de distribución (Bazar) para bienes de consumo

  • Elevados subsidios al consumo de productos energéticos (10% PIB) y esenciales (5%)

  • Escasez de financiación a largo plazo procedente de bancos locales

    Fuente: ICEX y Oficina Comercial de la Embajada de España en Teherán. E-mail: teheran@mcx.es y CIA Factbook

     

    Sistema político en Irán

    Sistema electoral en Irán

 

Elecciones presidenciales en Irán, 14 de junio de 2013

Ana M. Briongos

 

Alí Jameneí, el Líder Supremo

Después de muchas elucubraciones sobre quiénes se iban a presentar como candidatos a las elecciones presidenciales del 14 de junio en Irán y, luego, una vez presentados, cuáles de ellos serían aceptados por el Consejo de Guardianes, el martes pasado la televisión estatal reveló la lista final de candidatos. Entre ellos no están ni Rafsanyaní, el favorito de los reformistas, ni Mashaeí, el favorito del actual presidente, Ahmadineyad y de sus seguidores.

Ya se venía anunciando este veto en los periódicos, en las redes sociales y en la calle.

El periódico conservador Keyhan cuyo director es nombrado a dedo por el Líder Supremo, pedía en una editorial a los miembros del Consejo de Guardianes que descalificaran a Rafsanyaní, no solo por su edad, sino también porque era el favorito de todos aquellos que son contrarios al régimen y enemigos del país.

El Líder Supremo, Ayatollah Ali Jameneí, visto lo ocurrido después de las elecciones del 2009 con las grandes manifestaciones reclamando “¿Dónde está mi voto?”, quiere asegurarse la tranquilidad y dar sólo la oportunidad de competir a los más afines al régimen. Todos del mismo color o casi. Ningún candidato al que puedan asirse con ilusión los discrepantes, aunque saben que incluso esa discrepancia entre los políticos iraníes actuales es mínima. Pero es algo.

De los 680 ciudadanos que se registraron para competir, pues se puede registrar cualquier iraní que así lo desee, sólo 8 han sido aceptados, entre ellos el alcalde de Teherán, Mohammad-Bagher Ghalibaf, un antiguo ministro de asuntos exteriores, Ali Akbar Velayatí, un reformista con pocas posibilidades, Hassan Rouhaní y el más fuerte entre todos y favorito del Líder Supremo, Said Jalilí, jefe de las negociaciones nucleares.

 
                                                    

         Ghalibaf                                               Yalilí                                              Rouhaní                                             Velayatí

Hace un mes estaba en Irán donde me hablaban de las futuras elecciones presidenciales con la esperanza puesta en Jatamí, el que fuera presidente antes de Ahmadineyad, conocido reformista aunque clérigo y seyyed (luce turbante negro signo de su condición de descendiente del Profeta). Jatamí ponía como condición para presentarse a las elecciones la suspensión del arresto domiciliario en que se encuentran los que fueron candidatos en las elecciones del 2009 (Mussaví y Karrubí). Esa suspensión no se produjo, signo de que el Líder Supremo no pensaba dejar ni el más mínimo resquicio a los reformistas y que no iba a permitir que la situación se le fuera de las manos como ocurrió con las elecciones del 2009 y el posterior Movimiento Verde. De hecho se empezó a encarcelar a periodistas, a hijos de políticos y a otras voces disidentes.

Jatamí no se registró dejando la vía libre a Rafsanyaní, otro clérigo (éste de turbante blanco y por lo tanto no seyyed), un astuto, rico y con fama de corrupto político que desde la Revolución ha estado siempre en primera fila de cuanto se ha cocido políticamente en Irán.

Con el veto a Rafsanyaní se van al traste las esperanzas para una política exterior más abierta. Jameneí, el Líder Supremo, el único que realmente manda y lo hace en nombre de Dios según dice la Constitución, y sus afines, se enrocan en el aislamiento y se empecinan en mantener a su pueblo pasando penurias con su actitud extremadamente intransigente. Son adalides de la resistencia ante los intereses occidentales, pese al duro embargo a que son sometidos, como Fidel o Chavez. Como consecuencia entre los jóvenes de los países musulmanes y no son jóvenes fundamentalistas, hay una admiración ante esa resistencia iraní y quienes la alimentan. Los que lo viven en sus propias carnes lo ven de otra manera.

Shirín Ebadí, abogada y Premio Nobel de la Paz, decidió hace tiempo que no votaría mientras las cosas siguieran así y se lo oí decir en persona cuando dio una conferencia en Casa Asia en Barcelona. No votaba por principio, decía, porque las elecciones no son libres aunque sean por sufragio universal y tengan derecho de voto hombres y mujeres iraníes mayores de dieciocho años, pues los candidatos que finalmente compiten han pasado por el cedazo del Líder y su Consejo de Guardianes. Aunque también dijo que comprendía a los que todavía mantenían la ilusión de que algo podía cambiar si ganaba un reformista y votaban.

Votar o no votar, esta era la cuestión hasta hace tres días. Ahora muchos más se han apuntado al bando de la abstención. Pero fijaros bien en lo atada y bien atada que tiene Jameneí la cosa, que estas elecciones presidenciales coinciden con las elecciones municipales y, sobre todo en las ciudades pequeñas y en las zonas rurales, los ciudadanos quieren participar en la elección de quien va a ser su alcalde. Por lo tanto Jameneí tiene además probablemente la participación asegurada.

Se dice que en Irán hay un 15% de votantes que se inclinan por el ala dura del régimen. El resto se debate entre votar o no votar. El dilema se produce porque las elecciones perpetúan una pseudo democracia donde una gran parte de los que se presentan a candidatos son vetados y rechazados por el Consejo de guardianes. Y, una vez en la presidencia, el elegido no tiene poderes para gobernar en última instancia, puesto que quien detenta el poder real es la figura del “velayat e faqih” o guía de la revolución, en la actualidad el ayatollah Jamenei. Los que deciden votar lo hacen para contrarrestar a los más conservadores porque piensan que siempre es mejor tener un presidente reformista.

Según la Constitución iraní, el presidente es elegido por voto directo para un período de 4 años y no puede permanecer en este puesto más de dos legislaturas consecutivas.

Todos los iraníes musulmanes con las siguientes características pueden ser candidatos:

  • Ser de origen iraní

  • Tener la nacionalidad iraní

  • Estar altamente capacitado para ejercer este puesto

  • Tener un pasado impoluto, ser de fiar y ser piadoso

  • Estar de acuerdo con los principios de la República Islámica de Irán y con la religión oficial del país

Actualmente las mujeres no pueden ser elegidas para la presidencia del país porque en la Constitución aparece el término “riyal” que significa tanto “hombres” como “personajes”, para describir a los posibles candidatos y hasta ahora la interpretación que da a este término es “hombres” en ambos casos. Puede que algún día cambie la interpretación de "riyal".


Un candidato debe ganar por mayoría absoluta, de lo contrario habrá una segunda vuelta entre los dos mejor situados.

El Consejo de Guardianes es quien veta a los candidatos.

  • Tienen derecho de voto todos los iraníes, hombres y mujeres a partir de los 18 años (hasta las anteriores elecciones presidenciales la edad era de 16 años).

  • No hay prácticamente campaña electoral porque la designación de candidatos no se sabe hasta pocos días antes del día en que se vota (los candidatos que se quieren presentar han de pasar por un filtro de idoneidad y quedan apeados casi todos los reformistas).

  • No hay censo electoral y cada votante puede votar en el colegio electoral que quiera, incluso puede votar en una ciudad que no es la de su residencia.

  • Las listas son abiertas. En Irán no existen partidos políticos pero sí se forman grupos que apoyan algunas candidaturas. En muchas ocasiones los candidatos aparecen en varias listas.

  •  Los votantes deben buscar a sus candidatos en unas listas larguísimas y escribir a mano sus nombres y su número de referencia. En Teherán pueden escribir hasta 30 candidatos. Los votantes de Teherán pasan horas rellenando su papeleta mientras los niños juegan o duermen en los bancos (de la conferencia de Luciano Zaccara en Casa Asia, ver mi blog pasionviajera).

Irán tiene una población aproximada de 70 millones de habitantes y hay 46.2 millones de votantes, la mitad de los cuales han nacido después de 1979, cuando tuvo lugar la Revolución Islámica.

Después de las elecciones del 14 de junio de 2013

Contra todo pronóstico ha ganado las elecciones el clérigo moderado Hasán Rouhaní. Al final los iraníes se han decidido y han votado en masa, más del 72%. Los tres últimos días de campaña fueron decisivos: se retiró Aref, el otro candidato moderado para dejar via libre a Rouhaní, y Jatamí y Rafsanyaní se pusieron abiertamente de su lado. La unión hace la fuerza.

¿Quien es Rouhaní? De BBC-Mundo

Rouhaní, 64 años, ha ocupado diversos cargos parlamentarios y se desempeñó como jefe negociador nuclear. Habla con soltura inglés, alemán, francés, ruso y árabe, y tiene un doctorado en leyes de la Universidad Caledonian de Glasgow (Escocia).

Rouhaní aglutinó a grandes multitudes dondequiera que fue durante la campaña electoral, hablando de reformas, prometiendo liberar a los presos políticos, garantizando la defensa de los derechos civiles y prometiendo devolverle "dignidad a la nación". En los debates televisados planteó temas tabú, como el enfrentamiento con las potencias mundiales por el programa nuclear, las sanciones internacionales, el estado calamitoso de la economía y el extremo aislamiento de Irán en la comunidad internacional. También se comprometió a restablecer las relaciones diplomáticas con el viejo enemigo de Irán, Estados Unidos, que cortó las relaciones con el país a raíz de la toma de la embajada de EE.UU. en Teherán por estudiantes islámicos en1979. Rouhaní instó a los iraníes a votar, diciendo que la línea dura "no quieren que voten, quieren ganar el voto sin desafíos".

Rouhaní es una figura clave en la política iraní. Ocupó diversos cargos parlamentarios como vicepresidente y representante del líder supremo ayatolá Ali Jameneí en el Consejo Supremo de Seguridad Nacional. Fue jefe negociador nuclear de Irán bajo Jatamí, y actualmente dirige el Centro de Investigación Estratégica del Consejo de Conveniencia (el consejo es un órgano asesor del líder supremo).

Durante las manifestaciones estudiantiles contra el cierre de un periódico reformista en 1999 adoptó una postura firme y no titubeó en decir que los detenidos por el sabotaje y la destrucción de bienes del Estado enfrentarían a la pena de muerte si eran hallados culpables. Pero más recientemente, apoyó las manifestaciones que estallaron tras las elecciones de 2009 y criticó al gobierno por oponerse a lo que según él es el derecho del pueblo a protestar pacíficamente. Además ha criticado abiertamente el presidente saliente Mahmoud Ahmadinejad diciendo que sus "observaciones descuidadas, no calculados y no estudiadas" le han costado muy caro al país.

El presidente de Irán no establece las políticas más importantes del país, como el programa nuclear, las relaciones con Occidente o las acciones militares. Todo esto les corresponde a los clérigos gobernantes encabezados por el líder supremo, el ayatolá Ali Jameneí. El presidente actúa como emisario principal de las posiciones de la teocracia.

 

Después de las elecciones de 2009.

Ahmadinejad vuelve a ganar

 

Mohammad Jatami y Mir-Hossein Mussavi

Pintad la capital de verde dice el titular de esta foto, arriba. Verde es el color de la campaña de Mussaví. Abajo, fin de campaña de Ahmadinejad.


Teherán 11 de junio de 2009. Querida Ana joon:

Sabes que estamos pasando unos días muy especiales aquí, los jóvenes están en las calles a partir de las siete de la tarde hasta a las tres de la mañana, así que de mi casa hasta TAJRISH se tarda más de dos horas en llegar, la gente da publicidad, los FAN de Musavi llevan algo identificador de color verde, como un globo o una pulsera HEAD BAND o.....  todas guapas y chic con los algunos lemas muy interesantes, y los FANs de Ahmadinejad de color azul aunque no  son muchos  en Tehran, el viernes van a elegir al nuevo presidente. Me acuerdo de las semanas después de la revolución, COMO CORRE EL TIEMPO. Creo que te encantaría estar aquí. Besos.


Teherán 14 de junio de 2009. Querida Ana joon:

Sabes bien por supuesto cómo nos sentimos en este país, nadie esta feliz, han colmado nuestra paciencia, aunque los jóvenes están todavía en las plazas gritando y recibiendo unas palizas muy fuertes y dicen que ayer murieron algunos, es muy triste, nos timaron perfectamente,  hemos pasando mas que cuatro horas en una cola larga para votar y todos votamos a favor de Mousavi   casi y al  día siguiente algo nos golpeó en la cara algo que no olvidaremos nunca, no tenemos SMS en el móvil y no hay BBCLO QUE HAY: CORAZONES MAS TRISTES Y DECEPCIONADOS.


Teherán 17 de junio de 2009. Querida Ana:

Lo que es obvio e que la gente sigue su camino. Como ayer hoy también van a manifestar por las calles de Teherán. Pero las cosas que ocurren no son buenas. Esto que matan a la gente es increíble. Han pedido a los periodistas que salgan del país. Yo les veo muy enfadados porque ellos están aquí para la cubertura de los acontecimientos. La comunicación es algo difícil para conseguir, no tenemos sms, no hay cobertura de móvil, no vemos el satélite... nada. Estamos muy enfadados. Los jóvenes no tienen que estar los victimas de esta injusticia. Todo es increíble. Matan a la gente y se atribuyen todo a los REBELDES. Cada día que haya manifestación de los verdes (de Mousavi) el día siguiente salen a las calles los seguidores de Ahamdi nejhad con la convocatoria por televisión y radio. Ellos no necesitan permiso para salir pero los de Mousavi lo necesitan. Y la manifestación nuestra es ilegal. No he participado en las manifestaciones ya que no hay garantía de que vuelvas a casa. Mi familia me llama mil veces cuando estoy fuera de casa.... La única cosa que hago es informar a los periodistas q conozco de los acontecimientos. Entrar a Yahoo, You Tube, Facebook, CNN, BBC... todo es prohibido. No se hasta donde nos llegara esta injusticia. Yo he visto con mis ojos que miedo da la policía y los que salen a las calles para enfrentarse con la gente. Son animales, de verdad. Mucha violencia y mucha pena.


Isfahan, 17 de junio de 2009. Salam Ana jan,

Estamos bien. Isfahan está más calmada que Teherán. Ayer estaba tan tranquila que nada ocurrió. La velocidad de Internet es tan lenta que no he podido escribirte hasta hoy aunque lo he intentado varias veces. Era imposible.

Espero que empiecen discusiones pacíficas pronto para que no tengamos más violencia ni más víctimas.


¿Dónde está mi voto? Se preguntan los seguidores de Musaví. Según la lista oficial, Musaví no ha ganado ni en su pueblo y eso es imposible dicen en Irán.


Después de las elecciones de 2005

Ahmadinejad, gana.

La sorprendente aparición del fenómeno Ahmadinejad que eclipsó a los demás candidatos conservadores, sobre todo a Mohamed Qalibaf que parecía partir con ventaja, ha puesto de relieve que bajo la imagen de este Irán gobernado por un presidente reformista bullía un país de arraigados sentimientos religiosos y sobre todo de ciudadanos pobres o desheredados, escribía en La Vanguardia Tomás Alcoverro el 25 de junio de 2005. Ahora, en 2009, cuatro años después, unas nuevas elecciones dan la victoria a Ahmadinejad, una victoria aplastante. Los otros candidatos no han ganado ni en sus propios pueblos.

 

¿Quién es Ahmadinejad?

Fuente: IRNA, la agencia oficial de noticias de Irán

Mahmud Ahmadinejad, que ha vencido en la segunda vuelta electoral de Irán celebrada ayer viernes, es un rostro joven político que goza del apoyo de los Progresistas del Irán Islámico, una coalición conservadora que ha sido la ganadora en las tres últimas elecciones que se han celebrado en el país; las elecciones municipales, las parlamentarias, y, ahora, las de la presidencia.

El nuevo presidente de la República Islámica de Irán nació en 1956 en la ciudad de Garmsar, cerca de Teherán, pero ha crecido y se ha educado en la capital de Irán. Es el cuarto hijo de siete hermanos de una familia de clase humilde, cuyo padre ejercía la profesión de herrero.

En 1975 se matriculó en la universidad para estudiar Ciencias e Industria, en la que obtuvo su diploma. En 1986 comenzó a estudiar para la licenciatura en esta misma rama, y, tras licenciarse en 1989, fue admitido como profesor y miembro de la Comisión Científica de la Facultad de Ciencias e Industria. En 1997 se doctoró en ingeniería y programación de tráfico y transportes.

Antes de la victoria de la Revolución islámica, el joven Ahmadi Nejad comenzó a participar activamente en los comités estudiantiles políticos y religiosos, empezando a introducirse en el ambiente de la política, y elaborando y repartiendo propaganda contra el régimen del sha.

Tras la victoria de la Revolución en 1978, comenzó una nueva etapa en sus actividades; fue uno de los fundadores de de la Asamblea Islámica de Estudiantes Universitarios.

Más tarde, en agosto de 1979, fue nombrado delegado de la Universidad de Ciencias e Industria en las reuniones que se tenía con el Imán Ruhollah Jomeini, fundador de la República Islámica. Estas reuniones continuaron una vez fallecido el Imán, con el nuevo Líder espiritual, el ayatolá Ali Jamenei.

Ahmadi Nejad se alistó en 1985 como voluntario en la guerra impuesta por Irak a Irán y, un año más tarde, se alistó en la brigada especial de los Guardianes de la Revolución (Pasadaranes) en la que participó en numerosas empresas militares, algunas fuera de las fronteras de Irán, como por ejemplo en Kirkuk, para más tarde ser ascendido a responsable ingeniero de la división número 6 del Ejército.

En cuanto a sus antecedentes políticos, ya en la década de los 90, fue durante cuatro años vicegobernador de Maku y Gobernador de Jui, en Azerbaiyán. Durante dos años, fue consejero del gobernador de la provincia de Kurdistán. En 1993, mientras ejercía de consejero cultural del ministro de Cultura y en Enseñanza Superior, hacía las veces de gobernador de la provincia recién fundada de Ardabil. Durante su etapa de gobernador de dicha provincia, obtuvo diversos reconocimientos, como por ejemplo el de “gobernador ejemplar”, y realizó reformas económicas que levantó la región de tal manera que en un informe de 1996 fue reconocida como región con múltiples actividades de fomento. Una de las cosas más valoradas que realizo el doctor
Ahmadi Nejad fue la reconstrucción de 7.500 hogares destruidos por un terremoto.

En 1997 terminó su mandato de gobernador de Ardabil, y, desde entonces hasta ahora, ha sido miembro de la Comisión Científica de la Facultad de Fomento de la Universidad de Ciencias e Industrias, donde se ha dedicado a la docencia y a diversas actividades académicas.

En el segundo Consejo Islámico de la Ciudad de Teherán, en abril de 2003, Ahmadi Nejad fue elegido alcalde de la capital de Irán por la aludida coalición de los Progresistas del Irán Islámico.

Ahmadi Nejad es miembro del Consejo Central de la Sociedad Islámica de Ingenieros y del Consejo Central de la Asociación de Abnegados de la República Islámica, dos formaciones políticas adscritas al ala conservadora.

El eslogan de la campaña del ahora presidente ha sido “se puede y podemos”.

Ahmadi Nejad cree que puede preparar el terreno para poder hacer florecer el talento de la sociedad iraní, convertir a Irán en un país “poderoso, ejemplar, islámico, vanguardista y revolucionario, como preliminar del Estado Mundial Islámico”.

Ahmadi Nejad cree también en la vida sencilla, en la convergencia popular, en que las autoridades se sienten a hablar con el pueblo y que eviten los afanes mundanales y la inclinación por el lujo, en la creación de un ambiente digno para la mejora de la vida del pueblo, en cambiar las autoridades del país y sustituirlos por jóvenes de la nueva generación, en ayudar a la juventud en el problema del empleo, matrimonio y vivienda, y en la necesidad de que el Gobierno se mueva dentro de la trayectoria fundamentalista y defendiendo los valores islámicos.

Mis comentarios: Pasados algunos días desde la primera vuelta de las elecciones no nos sorprende el resultado: ningún reformista entre los candidatos que competían en la 2ª vuelta, puesto que la abstención por parte de los reformistas desencantados que incluye a muchos jóvenes y mujeres, propició el ascenso del alcalde de Teherán a segunda posición. Lo que sí nos ha sorprendido es que ha ganado las elecciones Ahmadi Nejad y no Rafsanjaní.

Para entender lo que ha ocurrido debemos tener en cuenta:

Primero que solamente se podía elegir entre los candidatos que pasaron por el estricto colador del Consejo de guardianes de la revolución.

Segundo, entre éstos había los reformistas, los conservadores y Rafsanjani, una especie de Fraga Iribarne a lo iraní, un todo terreno incombustible y listo, bien conocido por los iraníes porque había sido presidente, es clérigo, conservador y tiene mala fama.

Tercero, los iraníes después de 8 años de reformismo, con su presidente Jatamí al que habían apoyado con ilusión masivamente, se han dado cuenta de que no hay posibilidades para una reforma importante, debido a que ni el presidente ni la Cámara de diputados tienen poder a última instancia, puesto que todo el poder está en manos del Guía de la revolución (Jameneí) según establece la Constitución y, como consecuencia del desencanto muchos habían decidido no votar. Estaba pues claro que ningún reformista iba a ganar.

Cuarto , entre los conservadores aparece la figura de un joven ingeniero, pasdarán ( especie de guardia pretoriana de la República que se creó con la Revolución), seglar, austero, con fama de honrado y con un discurso populista parecido al de Jomeini de principios de la Revolución: los últimos serán los primeros, yo soy igual que un barrendero de la calles de Teherán, los pobres y los desheredados son los más importantes para mí, estemos orgullosos de ser iraníes, no caigamos en manos de los americanos que nos comerán vivos y se llevarán lo que tenemos, tenemos petróleo y es nuestro y solo nuestro, repartamos pues entre todos los beneficios que nos depara  y vivamos con austeridad y dignamente, no necesitamos comprar en el escaparate que nos ofrece occidente, whisky, mujeres, no queremos entrar en la vorágine del consumo, somos hermanos, somos musulmanes, abajo la corrupción, sigamos con el programa nuclear.

Quinto , después de años de políticos clérigos, los iraníes asocian corrupción con la jerarquía clerical, incluso los mul.lahs tienen fama de corruptos.

Sexto , el joven ingeniero tiene el respaldo de grupos bien organizados, los *pasdarán y los **basidjis, que se han lanzado a una campaña feroz de desprestigio del otro candidato, Rafsanjaní. Estos grupos estaban ellos mismos desprestigiados durante la época reformista y necesitaban un nuevo líder para poder sobrevivir, lo han encontrado en Ahmadi Nejad.

No es de extrañar pues que haya ganado las elecciones el joven ingeniero, el hijo de un herrero de pueblo. Nuestros amigos, los que nos visitan en Barcelona, los que nos acogen en Irán, los que se acercan a hablarnos cuando viajamos a aquel país, los que hablan inglés, tienen pasaporte, viajan a veces a Occidente, compran en El Corte Inglés los regalos para su familia, esos forman parte de los que se abstienen o de los que han votado a Rafsanjani para evitar males mayores.

Hay otro Irán profundo, tradicional y religioso.  De este Irán forman parte las capas menos privilegiadas, que subsisten gracias a los subsidios que se concedieron después de la Revolución, esos sí han ido todos a votar porque son conscientes de que se quedarán sin subsidios si gana otro candidato.

En especial Rafsanjaní, un político pragmático, un clérigo muy listo y muy rico, que pretende liberalizar la economía y abrirse al exterior para conseguir que Irán salga del estancamiento en que vive. Para ello debe reducir los subsidios, quitar privilegios a las grandes fundaciones paraestatales que controlan gran parte de las empresas del país y reformar el sistema clientelista del bazar, puntos fundamentales del Irán más rancio y tradicional. A pesar del resultado de estas elecciones, en el futuro alguien deberá tomar este camino y si no tiempo al tiempo. De momento visto el resultado electoral, los iraníes deberán esperar como mínimo cuatro años más, con un presidente fundamentalista.

*pasdarán (guardianes de la Rev.): Cuerpo militar de élite, ejército paralelo creado durante la Rev. cuando no se confiaba todavía en la lealtad del ejército. Especie de guardia pretoriana de la República.

**basidjis: Organización paramilitar que lucha contra los enemigos del Islam. Hoy está en franca decadencia. Durante la guerra Irán-Irak eran los voluntarios que iban al frente para morir como mártires.

 

La semiótica de los turbantes

Fijaros que Rafsanjaní, el perdedor en estas elecciones, lleva el turbante blanco, eso significa que no es seyyed o sea que no es descendiente del Profeta,  en cambio detrás de él en la foto vemos un cuadro con la cara de Alí Jamenei, el actual Guía de la Revolución y hombre más poderoso del país. Él sí es seyyed y por eso lleva el turbante negro. Jomeini también era seyyed.. Para ser más exactos deberíamos decir que los seyyeds son los descendientes de Ali,  esposo de Fatma, hija del Profeta puesto que se considera descendiente a quien procede por línea masculina.

 

Principales candidatos en las elecciones presidenciales del 17 julio de 2005

Fuente BBC News

 Conservadores

  • Ex-Presidente,  Akbar Hashemi Rafsanjani

  • Alcalde de Teherán, Mahmood Ahmadinejad
  • Ex-Jefe de policía,  Mohammed Baqer Qalibaf  
  • Ex-Jefe de la Guardia Revolucionaria, Mohsen Rezaei

  • Ex-Jefe de TV y Radio, Ali Larijani

Reformistas
  • Mostafa Moin, aliado de Khatami
  • Ex portavoz del Parlamento,  Mehdi Karroubi

 

Mensaje recibido el 27 de abril de 2006, enviado desde Teherán por el periodista Mikel Ayestaran

Lo del presidente de este país es puro magnetismo. El pueblo llano le adora, su forma de hablar y de actuar a lo Chavez han encandilado a las capas mas bajas de la sociedad q confían en su mensaje ultradefensor. Yo le he visto una vez cara a cara y no me dio la impresión de ser el monstruo q nos pintan los yanquis y los ingleses. No mas monstruo que sus respectivos lideres por lo menos. habla y habla y, sin decir nada serio, te mantiene atento al discurso. la ultima rueda de prensa duró 3 horas y terminó como una clase de universidad, el tipo de pie dando el turno de preguntas a dedo y haciéndonos él mismo preguntas a los extranjeros. Muchas bromas, muchos chistes y mucho miedo, el que me da este tipo de gente tan ciega de fe. porque, Ana, aunque en Irán ya sea complicado encontrar personas que crean en los valores revolucionarios, este se los cree. Y de qué manera.

 

Elecciones para la Asamblea de Expertos y los Consejos Municipales, 15 Diciembre 2006

La participación en estas elecciones ha sido del 60% de los 46,5 millones de iraníes convocados a las urnas.

Dos grupos de candidatos pues para elegir:

  • Los de la Asamblea de Expertos

  • Los concejales de los ayuntamientos.

En las elecciones para los concejales de los ayuntamientos los ciudadanos debían elegir los ediles de 1.015 ciudades, 34.757 pueblos y 406 tribus. Como es natural, en las pequeñas localidades se optaba por uno u otro candidato en virtud de lo conocido que fuera a nivel personal y su eficacia para obtener el puesto, por lo que reformistas y fundamentalistas utilizaron principalmente las grandes ciudades como campo de batalla electoral.

Según IRNA, la agencia oficial iraní: El Centro Electoral del Ministerio del Interior de Irán ha hecho público hoy lunes 18 de diciembre los resultados del recuento de votos de las elecciones a la Asamblea de Expertos (AE) en el distrito de la provincia de Teherán. Los siguientes candidatos han sido los que han obtenido en el distrito de Teherán la mayoría de los votos para ocupar uno de los 86 escaños de la AE.

1) Akbar Hashemi Rafsanyani, con 1.564.197 votos. 2) Mohammad Aqa Emami (Emami Kashani), con 1.027.767. 3) Ali Akbar Feiz (Meshkini), con 1.015.500. 4) Mohammad Yazdi,, con 970.192. 5) Ahmad Yannati, con 929.403. 6) Mohammad Taqi Mesbah Yazdi, con 879.883. 7) Hasan Rohani, con 844.190. 8) Ghorbanali Dorri Nayafabadi, con 736.387. 9) Mohsen Kazeruni, con 716.828. 10) Seyyed Mohsen Aqa Mir Mohammad Ali Jarrazi, con 688.212. 11) Reza Ostadi Moqaddam, con 650.391. 12) Abdel Nabi Namazi, con 602.096. 13) Mohammd Bagher (Bagheri Kani), con 598.352. 14) Mohammad Mohammadi Daavisarai (Mohammad Ghilani), con 574.688. 15 Mohsen Qomi, con 543.951. 16) Mohammad Hasan Marashi, con 518.129 votos.

El viernes pasado, jornada festiva en Irán, el pueblo acudieron a las urnas para depositar un doble voto: uno para elegir a los ediles del ayuntamiento de su localidad, y el otro, para elegir a los nuevos representantes que se sentarán en los escaños de la IV Asamblea de Expertos (AE).

Dicha asamblea, según la Constitución, está integrada por 87 clérigos de alto rango con capacidad de Eytehad (moytahed). El cometido de esta asamblea es el de designar al nuevo Líder Supremo en caso de que fallezca el actual y vigilar sus actuaciones. Los cargos de la AE se renuevan cada ocho años.

La AE, además de tener la potestad de destituir y nombrar al Líder Supremo, tiene también la misión de vigilar las gestiones de aquellas instituciones que están administradas directamente por el líder.

El Consejo de Guardianes (CG) es el que determina la idoneidad de los candidatos que se presentan a las elecciones de la AE. Cada uno los aspirantes a este cargo lo hace representando a una de las 30 provincias del país, cada una de las cuales tiene un diferente número de delegados en la AE según su población.


Respecto a las elecciones para los Consejos Municipales la agencia Irna informa: Seis días después de la celebración de las elecciones municipales, ya se han hecho públicos los resultados finales de las votaciones para la concejalía del Ayuntamiento de Teherán, principal campo de batalla entre fundamentalistas y reformistas, donde los fundamentalistas moderados han sido los indiscutibles ganadores.

Los fundamentalistas moderados son Chamrán, Talai, Jadem, Sheibani, Shakib, Abad, Biadi y Kashani. Los reformistas son Sai , Ebtekar, Masyed Yamei y Nayafi. La hermana del presidente del Gobierno, Parvin Ahmadineyad (octavo puesto), forma parte de los fundamentalistas junto a Josrov Daneshyu (decimocuarto) en la coalición “Buena Fragancia de Servicio” (BFS), que entró en la lid electoral defendiendo al presidente Ahmadineyad. En cuanto a Dabir, el séptimo, es un atleta de lucha libre que ha participado de manera independiente.


Mis comentarios: Vuelve a aparecer Rafsanjani tras unas elecciones, esta vez para la Asamblea de Expertos, después de la derrota sufrida en la pasadas presidenciales de junio de 2005 frente al actual presidente Ahmadinejad. El ayatolá Akbar Hashemi Rafsanjani ostenta en la actualidad el cargo de presidente del Consejo de Discernimiento de Conveniencia del Sistema de Irán. Su regreso significa que vuelve el pragmatismo a la política iraní en contraposición al fundamentalismo del actual presidente. En esta ocasión competía frente al candidato que apoyaba Ahmadinejad y su victoria sugiere un cierto giro hacia posiciones menos radicales. Entre los candidatos para la Asamblea de Expertos no había casi reformistas pues no debían haber pasado el filtro del Consejo de Guardianes (CG).

Sobre las elecciones para los Consejos Municipales, Jatami, el ex presidente del Gobierno de Irán, que ostenta en la actualidad la presidencia de la institución internacional de Diálogo de Civilizaciones y Culturas ha declarado que la cohesión entre los distintos partidos reformistas en las elecciones municipales del pasado 15 de diciembre ha sido lo que ha producido los favorables resultados para los reformistas. Según la agencia oficial iraní, Irna, han sido los fundamentalistas moderados los ganadores.

 

El filósofo iraní Abdolkarim Soroush

El famoso filósofo iraní Abdolkarim Soroush dice que Irán tiene que desarrollar los conceptos "derechos humanos" y "democracia".  Dice que los iraníes no pueden argumentar que no disfrutan de libertad, más bien deberían decir que no han entendido este concepto.

Soroush concedió una entrevista al periódico reformista Iqbal. Las siguientes pregunta y respuesta corresponden a ella.

Question: Do you think that the Islamic Revolution set the base for establishment of a democracy relying on the Universal Declaration on Human Rights?

Answer: Let me first tell you a philosophical concept. Certain facts cannot exist independently when their concepts are not understood. We all know pretty well that the planets have developed force of attraction and that is an inseparable part of objects. But nobody knew them before Isaac Newton made the discovery. Other scientists accounted for electricity, vitamins and metals.

Some notions are totally different and I give an example for better understanding. You consider the war. Mankind should first realize the meaning of war before getting involved in it. If two people shoot one another it does not give rise to any war. Voting does mean that somebody puts a name down before casting into the ballot box. Voter should know what he is supposed to do. Marriage is another example. A man and a woman who are close to one another do not develop any marriage.

Now I intend to say that democracy and freedom cannot come up before they are understood. We cannot say that we do not have freedom in the society but we can assert that we do not understand this concept. So is the case with human rights. I told a United Nations human rights emissary that our country has not yet understood this notion. Words are never enough.

In the aftermath of the 1979 Islamic Revolution, the conditions were not proper for establishment of democracy. Anybody who called for democracy was ostracized because of its American style.

Curiosidades

Mis comentarios: The Guardian del 23 de junio en un artículo sobre el éxito de la cirugía estética, la rinoplastia, en Irán lo atribuye al aburrimiento de las jóvenes, encorsetadas por unas normas estrictas en cuanto a la vestimenta, que solo les permite mostrar la cara en los lugares públicos. Parece una explicación lógica pero debo decirles que cuando yo era estudiante de la Universidad de Teherán, en el año 1974, cinco años antes de la Revolución Islámica, tiempos en que las muchachas podían lucir vaqueros y minifalda por la calle, durante las vacaciones de Now Ruz varias compañeras de residencia, todas iraníes, aprovecharon los días de asueto para operarse la nariz. Me sorprendió tanto que dediqué a este asunto unos párrafos en Negro sobre negro.

ecoestadistica.com

| Ir a la página principal | Ir a mi blog: pasionviajera |